UNIVERSIDADES DEBEN DAR A CONOCER EL USO DE SUS RECURSOS Y SUSTENTAR PAGOS EXIGIDOS A SUS ESTUDIANTES, SEGÚN PRINCIPIO DE TRANSPARENCIA QUE ORDENA LA LEY UNIVERSITARIA

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU), ante los reclamos y denuncias de los estudiantes sobre cobros y pensiones universitarias aplicadas durante la emergencia nacional por Covid-19 y en aras de contribuir a mitigar su impacto en la educación superior universitaria, informa lo siguiente:

  • El artículo 11 de la Ley Universitaria señala que las casas de estudio están obligadas a publicar la información relacionada con el desarrollo y formación de los estudiantes, estados financieros, así como la relación de pagos exigidos a los alumnos por toda índole, entre otros aspectos. El cumplimiento de este deber de transparencia permite que los estudiantes y miembros de la comunidad puedan tomar decisiones con información relevante y oportuna.
  • Nuestro actual sistema de educación universitaria se basa en el respeto del interés superior del estudiante, el derecho a la continuidad de sus estudios y fomenta el acceso a la educación. Por ello, la SUNEDU considera que las universidades deben ser transparentes sobre el impacto económico que las afecta y tener en cuenta la difícil situación que atraviesan los estudiantes y sus familias, a fin de adoptar medidas que eviten la deserción o la pérdida del año académico.
  • La SUNEDU, a finales del 2019, inició una supervisión a 36 universidades por incumplir el deber de transparencia. Del total de instituciones supervisadas, cuatro cumplieron lo establecido, tres subsanaron su conducta, 30 continúan con informes de presuntos incumplimientos y dos se encuentran en evaluación.
  • La supervisión de la SUNEDU impulsó importantes cambios de conducta y mejora de las universidades. Así, durante el período de diciembre 2016 a abril 2017, el nivel de cumplimiento de transparencia en las universidades se incrementó del 35% al 82% y, en el período de abril 2017 a febrero 2018, ascendió al 91%.
  • La superintendencia considera que el cumplimiento de este deber permitirá hallar soluciones que tomen en cuenta tanto la problemática por la que atraviesan los estudiantes universitarios y sus familias, así como la real situación y sostenibilidad financiera de la que dependen todas las casas de estudio, que también son responsables de docentes y trabajadores.
  • La SUNEDU invoca a todas las casas de estudios para que, en el marco de su autonomía universitaria y junto a representantes estudiantiles y toda la comunidad universitaria, evalúen el presente y futuro de sus miembros e instituciones, a fin de hallar soluciones que eviten frenar la formación de miles de estudiantes en todo el país.